jueves, 1 de julio de 2010

Recitales musicales con ocasión del Camino de Santiago Aragonés en Canfranc, San Juan de la Peña y la catedral de Jaca

 


 

El Camino de Santiago aragonés acogerá tres grandes conciertos en julio dentro del programa de actividades culturales con motivo del Año Jacobeo 2010, el primero de ellos hoy 1 de julio en Canfranc a cargo de "Ars Combinatoria"

 

El mes de julio en el Camino de Santiago aragonés está dedicado a la música. Dentro del programa de actividades culturales elaborado por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) en colaboración con el Gobierno de Aragón, se han programado tres conciertos en el tramo aragonés que servirán de lugar de encuentro entre las distintas culturas del continente.


El primero de ellos tendrá lugar hoy, día 1, a las 21:30 en Canfranc. El recital correrá a cargo del grupo Ars Combinatoria que interpretará un programa en el que se pondrán de manifiesto los Códices medievales Hispánicos a través del Camino de Santiago.


Uno de ellos es el Códice Calixtino (Liber Sancti Iacobi), un manuscrito que se encuentra en la catedral de Santiago de Compostela. A él se añaden los códices de Las Huelgas (perteneciente al Monasterio de Santa María La Real en Burgos) y el Libro rojo , nombre que se le dio al Llibre Vermell de Monserrat.


El siguiente concierto tendrá lugar el viernes 16 de julio, a las 20:00, en el monasterio de San Juan de la Peña. En el mismo intervendrán José Miguel Moreno y Soledad Cardoso. Presentan en su programa Los muchos caminos a Santiago un peregrinaje por lejanas tierras en una experiencia que abarca del siglo XVI hasta principios del XIX.


El último de los conciertos programados es el Ensemble Durendal en la catedral de Jaca, que tendrá lugar el 25 de julio a las 21:00. Con el programa Campus Stellae llevarán al público a un viaje musical imaginario a través de las vías de peregrinación a Santiago.


Estos recitales forman parte del programa Aragón Puerta del Camino, actividades que se llevaran a cabo hasta el mes de octubre con motivo del Año Jacobeo. A la música se sumarán en el mes de agosto un calendario de cuentacuentos, así como el programa Patrimonio Abierto que permite a peregrinos y visitantes contemplar monumentos que normalmente están cerrados al público.